Una nueva recreación del Titanic está lista para 2016

Seguro que alguna vez has pensado que siempre te hubiera gustado formar parte del crucero del Titanic, de haber vivido en aquella época y de haber realizado el trayecto hasta su destino final. Dentro de tres años, te dejarán formar parte de este sueño.

El multimillonario australiano, Clive Palmer, hará una réplica del barco más famoso del mundo tras la tragedia ocurrida en la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912, bajo el nombre Titanic II.

Al igual que el original, el Titanic II quiere ser la viva imagen de su antecesor, con unas instalaciones similares. Como factor clave, los pasajeros podrán vestirse con trajes de la época e incluso degustar el mismo menú que los tripulantes del barco de 1912. Además, contará con un teatro y un hospital, entre sus 800 cabinas y 9 puentes.

La única diferencia la marcará el transporte de mercancías del que prescindirá el nuevo Titanic, centrándose primordialmente en el disfrute de las personas ya que será únicamente un crucero que, al igual que el anterior, tendrá un recorrido desde Southampton (Inglaterra) a Nueva York. También, a diferencia del original, el barco contará con más botes salvavidas (incluyendo 18 botes motorizados cubiertos), un motor de alta tecnología y aire acondicionado (que en aquella época difícilmente lo pudieron instalar).

Un barco que hemos podido ver decenas de veces en la película estadounidense de James Cameron, cuyos protagonistas, Leonardo Dicaprio y Kate Winslet, nos muestran las instalaciones del barco de una manera peculiar. Un filme que se convirtió en la película más taquillera de la historia a nivel mundial, título que retuvo durante más de una década hasta ser desplazada por Avatar (dirigida también por Cameron), que recaudó más de 2.700 millones de dólares, tras lo cual ‘Titanic’ pasó a ocupar el segundo lugar del listado.

Su recreación ha despertado mucho interés a nivel mundial, y ya se pueden contar 40.000 personas que quieran adquirir uno de los billetes para el primer viaje que podrá ser a finales de 2016. Su construcción empezará dentro de poco en China, lugar donde desarrollará hasta el más mínimo detalle del barco más famoso del mundo.

Un barco que volverá a surcar por los mares, llegando esta vez al final de su trayecto si ningún iceberg lo impide.

El turismo también llega a 40 metros bajo el mar

Hay algunos lugares recónditos que esconden unos parajes de ensueño a los que no se puede llegar con cualquier medio de transporte habitual y de cualquier manera. Sus comienzos se remiten al siglo XVIII y a pesar de la gran historia que esconde, no es muy utilizado.

Hablamos del submarino, ese medio de transporte tan peculiar y tan poco utilizado, pero una vez lo hayas probado, ansías por volver a hacerlo.

Este sumergible turístico, capaz de transportarnos a lo más profundo del mar, ha dejado de ser en España un desarrollo tecnológico destinado a los ámbitos técnico y militar para realizar excursiones bajo el mar.

Estados Unidos, el Caribe e Israel cuentan con diversos destinos turísticos para que nunca puedas decir que no tienes la oportunidad de sumergirte en el mar y navegar bajo él. Por un módico precio (60 euros aproximadamente) puedes disfrutar durante una hora da alguna de las salidas que ofertan en verano. A pesar de estar muy solicitado una vez lo has encontrado, la estación con más apogeo del año es el verano, cuyas empresas aprovechan sus naves para hacer recorridos turísticos con distintas ofertas, bien para parejas o familias como para 50 personas.

En Canarias, Cataluña (Ampuria Barava) y Galicia son las comunidades españolas que, durante la época estival, ofrecen salidas diarias en submarino. 40 metros bajo el mar bastarán para que puedas apreciar los caballitos de mar, los corales y todos los tesoros que se esconden entre su fauna marina, a través de sus amplias ventanas. También se organizan viajes chárter para grupos o empresas, y a operadora canaria, que tiene un submarino con capacidad máxima para 44 pasajeros, cuenta con un paquete de 1.422 euros por una excursión colectiva.

¿No te han entrado ganas de sumergirte en una nueva aventura?