Una postal de recuerdo de un viaje de ensueño

Nunca es tarde para reservar un vuelo aunque sea con una horas de antelación, y aprovechando que esta semana muchos de vosotros celebrareis San Valentín, qué mejor que una escapada a una de las islas más románticas del mundo. Alejada del estresado día a día y con unas vistas maravillosas.

La isla en cuestión es italiana y se llama Capri. Seguro que ya has oído hablar de ella. Situada en el mar Tirreno y visitada desde la época de la antigua república romana, tiene seis kilómetros cuadrados pero muy bien aprovechados.

Desde hace muchos años, Capri se ha convertido es un destino ideal para la “jet set internacional”. A pesar de ser una isla muy modesta cuenta con lujosas tiendas y caros restaurantes donde poder darte un buen capricho para llevarte de recuerdo y degustar su tradicional ensalada caprese, compuesta de rodajas de tomate, hojas de albahaca fresca, abundante queso mozzarella y un chorreón de aceite de oliva.

Para que tu estancia sea inolvidable te proponemos uno de los hoteles más románticos de la isla, La Minerva. Un hotel, compuesto de 18 amplias habitaciones, cuyas instalaciones desprenden lujo y glamour y la combinación de sus jardines verdes y su mar azul, te trasladarán al paraíso.

Además si aprovechas para quedarte el fin de semana, no puedes marcharte sin visitar Nápoles y Sorrento, ya que la isla dispone de un frecuente servicio de transbordador y barco con los puertos del golfo de Nápoles y la península Sorrentina.

Son varios los famosos que se han recreado en Capri, como por ejemplo, Pablo Neruda, Vladimir Lenin, Emil von Behring, Norman Douglas o August Kopisch y si visitas la ciudad verás muchos paparazzis en busca de carne famosa.

El coche más caro del mundo ya tiene centenares de peticiones

La semana pasada tuvo lugar la tercera edición del salón de Qatar, y entre todos sus coches hubo uno que ha cobrado especial protagonismo. Os hablo del W Motors Lykan Hypersports, hasta ahora el coche más caro del mundo, al menos así lo han catalogado sus constructores. Con un precio de 3,4 millones de dólares (2,4 millones de euros) se pone en la cima de los más caros, dejando por debajo al Bugatti Veyron (1 millón de euros) y el Veyron Grand Sport (1,8 millones de euros).

Según informan varios medios, ya lo han bautizado como el Ferrari del desierto. Y aparte de ser el coche menos económico a nivel internacional, el vehículo presenta una exclusividad con la que no se puede competir, ya que sólo se fabricarán 7 coches en los próximos meses. De hecho no le faltan compradores al recibir centenares de peticiones para la adquisición del lujoso Lykan Hypersports.

En una entrevista realizada por Marca Motor al presidente de W Motors, Ralph Debbas, un joven emprendedor que previamente había trabajado en Aston Martin, señala que es “un coche muy exclusivo, el más caro del mundo y que hay centenares de peticiones”. En cuanto a la creación de la empresa, sólo comenta que tiene su base en Líbano y que el lanzamiento de este prototipo les ha llevado seis años de trabajo.

Además, Debbas explica que empresas como Magna Steyr han colaborado en el desarrollo de este coche y agradece el trabajo realizado por su equipo y el diseñador del proyecto,  Anthony Janarelly.

Y si quieres conocer más detalles te puedo decir que se trata de un deportivo coupé, con unas medidas de 4,48 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,17 metros de alto. ¿Qué te parece?