Las Maldivas, un lujo que tenemos que permitirnos una vez en la vida

¿Qué os parece si os hablamos de uno de los lugares más exclusivos del planeta?

Inmensas playas de arena blanca, acompañadas de aguas de color turquesa en la que se puede ver lo que se encuentra bajo el agua y numerosas palmeras acompañando la idílica estampa. Si todo ello lo aderezamos además con un clima estupendo y una tranquilidad absoluta nos daremos cuenta que nos encontramos en todo un paraíso.

14393297037_56d35b9e56_z

Mac Qin

Sin duda alguna todos nosotros deberíamos visitar, por lo menos una vez en la vida, lo que ya Marco Polo describió hace siete siglos como la flor de las Indias.

Las Maldivas, uno de los lugares más exclusivos del planeta, cuentan con un millar de islotes. Y puede ser un escenario perfecto para celebrar una luna de miel. En este lugar es fácil perderse entre las piscinas que se confunden con el océano, entre románticos paseos mientras los atardeceres caen ante nuestros ojos y con cenas a la luz de las velas y de la luna.

Entre la oferta hotelera encontramos dos alojamientos posicionados en el top 10 como los mejores del año 2015: el Gili Lankanfushi Maldives y  el Cocoa Island by Como. Hay que destacar que el lujo y la privacidad van de la mano en este tipo de lugares. En el primero, el cuarto de baño y el salón se encuentran al aire libre y se trata de casitas de madera sobre la laguna. En cuanto al segundo, la intimidad y el romanticismo son sus puntos fuertes.

Las Maldivas cuentan con las 1.200 islas, pero solo se vive en 200 de ellas. Por lo tanto siempre tienes la oportunidad de visitar una isla desierta, ¡toda una aventura!

Merece la pena perderse por estos islotes paradisiacos al menos, una vez en la vida.