Lujo y comodidad por 28.000 dólares la noche

Lujo es lo que corre por las esquinas del hotel Buró Al Arab. Se encuentra en Dubai (Emiratos Árabes). En menos de dos décadas, la ciudad se ha convertido en uno de los destinos turísticos más sofisticados del mundo gracias a las grandes construcciones arquitectónicas que se están levantando. Este hotel, el tercero más alto del mundo, engrandece aún más la ciudad, por la calidad de los servicios que ofrece y la comodidad y elegancia que se desprenden de sus paredes.

El Buró Al Arab, inaugurado en 1999 cuenta con el prestigio de ser el único hotel del mundo reconocido con 7 estrellas. Sólo instalaciones como esta pueden permitirse el lujo de hacer tours por sus pasillos, sus balnearios y sus salones y cobrar a los visitantes 100 dólares.

No conformes los turistas con una simple ruta por el hotel, pueden alojarse en una suite, de las 202 que tiene como las que aparecen en las imágenes, por el módico precio de 28.000 dólares la noche. Los servicios que ofertan, eso sí, se adecuan al importe desembolsado. Pisos de mármol, muebles de caoba, fragancias Faubourg, ascensor privado, cine y servicio de chófer en un Rolls Royce.

Ubicado sobre una isla artificial, el hotel es punto de referencia en Dubai por su estructura en forma de vela. Prestigiosos mandatarios mundiales han pasado por sus instalaciones aunque sin duda, una de las visitas más destacadas y recordadas será la que hicieron los tenistas André Agassi y Roger Federer cuando disputaron un pequeño partido sobre el helipuerto del hotel.