La placidez de dormir en hielo

Dormir en iglús nunca ha estado demasiado asociado a comodidad, o con el romanticismo, ¿no? El frío y los alojamientos acogedores no suelen ir juntos y, de primeras, puede parecer que no combinan demasiado bien. Pero Iglú Hotel Grandvalira demuestra que los prejuicios solo sirven para ser derrumbados.

iglu01Este original alojamiento congelado está en plena estación de esquí de Grandvalira, en los Pirineos de Andorra, y ofrece una estancia como pocas otras a sus huéspedes. Y es que ¿cuántas personas pueden decir que han dormido entre paredes de hielo? Sus nueve iglús se abren todos los meses de diciembre hasta la primavera y mantienen una temperatura de 0 grados.

Dicen que el hielo nunca está en silencio, pero la tranquilidad y el descanso absoluto está garantizado en estas casas de hielo. Cada iglú dispone de un baño privado con una bañera de hidromasaje con un techo abierto al exterior, perfecto para disfrutar del cielo lleno de estrellas en este paraje de los Pirineos.

ilgu02¿Y el frío? Olvídate de él. Sus camas están protegidas con pieles de cordero y mantas para que los huéspedes pueden hacer su propio nidito helado de amor. Y, como se puede pensar, el hielo es el motivo conductor de todo el estilo de este alojamiento. Desde las paredes, al suelo, a las camas. Incluso la decoración, con bellas esculturas de hielo que reflejan la luz de una manera muy particular.

Estos iglús son el alojamiento perfecto para disfrutar del silencio más absoluto y de una noche nada convencional.

Imágenes de Grandvalira Hotel

2 pensamientos en “La placidez de dormir en hielo

  1. Pingback: 4 planes ecoturísticos | elitetravel.es

  2. Pingback: Diseño de lujo para hoteles españoles | elitetravel.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *