Costa del Sol, el paraíso del lujo

Andalucía considera el turismo de lujo un segmento emergente en la región y busca colocarse como destino preferente basándose en sus instalaciones hoteleras, la excelencia en el servicio, las posibilidades diferenciales con una oferta gastronómica de primer nivel y excepcionales instalaciones para viajes de turismo de salud y bienestar.

A partir de los años cincuenta del pasado siglo, la alta sociedad, la aristocracia europea y las estrellas del espectáculo empezaron a frecuentar sus espectaculares hoteles. Después llegó la realeza saudí, la construcción de Puerto Banús y la creación de una incomparable oferta de ocio especialmente pensada para una clientela del más elevado nivel.

El visitante de alto poder adquisitivo también llega a la Costa del Sol en busca de otras ofertas como el golf y Andalucía es la región española con más campos y goza de un clima que permite practicar este deporte todo el año. También destaca por su oferta en deportes de nieve, con Sierra Nevada como la estación de esquí de mayor altitud de España y más al sur de Europa. El ocio es uno de los principales atractivos de la comunidad, con teatros, exposiciones y tablaos flamencos.

Puerto Banús

Costa del Sol Elite Collection reúne desde suntuosos hoteles hasta afamados restaurantes, pasando por instalaciones deportivas de alto standing, elegantes comercios, spas y centros médicos de reconocida reputación. El objetivo de la iniciativa impulsada por el Patronato de Turismo Málaga-Costa del Sol es reforzar el prestigio que se ha labrado este distinguido destino durante las últimas seis décadas. Más de medio siglo de éxitos que constituyen el valioso aval de un servicio de insuperable calidad.

La lujosa oferta de la Costa del Sol y su prestigiosa imagen atraen cada temporada a visitantes vip procedentes de Europa, Rusia, Oriente Medio, Estados Unidos, Brasil, y China. El glamour de Marbella, el encanto de los pueblos blancos de Málaga o el romanticismo de Ronda seducen a estos exigentes viajeros, ávidos de experimentar nuevas sensaciones empapándose de un estilo de vida propio e irrepetible.

En pleno siglo XXI, la Costa del Sol continúa envuelta en ese mágico halo y Marbella sigue siendo la joya de su corona. Esa joya tan codiciada por quienes se acercan a ella.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *