Cabañas en los árboles, una nueva tendencia hotelera

Hay veces que las mejores ideas surgen en el momento menos previsto. La mía apareció en ese rato en el que estás viendo en la televisión uno de los episodios que repiten, día si y día también, de los Simpson. Observas a Bart en la cabaña del árbol y tu cabeza empieza a divagar en qué harías con un lugar así: ¿La usarías para leer cómic? o ¿tal vez de base secreta para planear ataques contra tu hermano?.

Nada de eso. Con la edad los gustos cambian y lo  primero que me inquietó no era qué revistas me llevaría sino dónde me sentaría a leerlas y las venganzas perversas fueron sustituidas por una idea más tranquila, que no provocase dolor de cabeza, sino en la que pudiese relajarme y disfrutar sola o en compañía. 

Ya comentamos una vez en Duerme plácidamente a 15 metros sobre el cielo  lo increíble de descansar en la copa de un árbol pero, en estos momentos, trasladarme a Estados Unidos no me viene bien. Por eso imaginad cuan fue mi sorpresa cuando, después de crear el deseo en mi mente de disponer de un espacio así, encontré Cabañas en los árboles, una fantástica e innovadora iniciativa española que comenzó en Cataluña y que actualmente también se ha expandido al País Vasco. En ambas comunidades se levanta un complejo hotelero compuesto por un conjunto de casas colgantes que se encuentran entre 5 y 17 metros de altura y que se sintetizan a la perfección dentro del paraje natural.

cab_home

Las cabañas, cada una de ellas con una decoración y estilo diferente, están perfectamente acondicionadas para la comodidad de sus huéspedes y se pueden acceder a ellas a través de puentes colgantes y escaleras de madera. La sensación de sentirnos como un componente más de la naturaleza es un lujo que nos deberíamos permitir al menos una vez en la vida.

Ya no solo por poder relajarnos en la terraza, cerrar los ojos y dejar que los sonidos vivos del bosque nos llenen, sino porque el contraste del sistema montañoso con los caudalosos manantiales y las miles de hectáreas de frondosa vegetación es una panorámica que nos cautivará y que permanecerá en nuestro recuerdo para siempre.

Los que acudan a Cabañas en los árboles, tanto de Cataluña como de País Vasco, deben tener en cuenta que van a encontrarse en un lugar desconectado del mundo,. Donde el típico servicio de habitaciones ha sido sustituido por una cesta, que sube y baja por el árbol gracias a un sistemas de poleas, para no interrumpa la tranquilidad del alojado. Así que si tu móvil no funciona tranquilo, no está roto, tan solo no tiene cobertura.

Cabañas-en-los-árboles

Un plus con el que cuenta es su proximidad a senderos y parques de aventuras donde podrás realizar actividades como piragüismo, lanzarte por tirolina, senderismo y rafting. Además de centros para disfrutar de un buen masaje, sauna o de una deliciosa cena. 

Cabañas en los árboles te da la oportunidad de perderte en uno de los rincones más brillantes de nuestra tierra con una completa sensación de libertad e intimidad, ¿te lo vas a perder?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *