¿Todo el mundo disfruta de sus vacaciones?

Aunque parezca raro, a más de uno no le gusta tener vacaciones. Tienen ansiedad y obsesión por la rutina, y eso es un problema.

Siempre hay días a lo largo del año que elegimos para pasarlos con nuestra familia, amigos, pareja o solos, pero saliendo del estrés diario. Pero existe un sector de la población que sufre cuando llega esta época del año puesto a que prefiere seguir trabajando.

De vacaciones y trabajando

De vacaciones y trabajando. Fuente: Diariodemocracia.com

Según algunos expertos en turismo y salud, comentan que se trata de un porcentaje poco frecuente pero existente porque la gente, aunque sean pocos días, desea y ansía tener días libres antes que trabajar.

Muchas personas cuando pasan bastante tiempo con sus seres queridos padecen de ansiedad ya que no les gusta estar con ellos, se agobian y comienzan a odiar a sus personas cercanas. Es un dato turístico que a más de uno dejará perplejo pero, es la realidad.

Son casos que ciertos psicólogos estudian en profundidad, porque se puede considerar hasta una anomalía en el cuerpo humano. Esta clase de profesiones optan por sentenciar que los días libres, para muchos, son una tortura debido a que como no tienen tareas qué hacer, su mente piensa constantemente en los problemas y responsabilidades que cada uno tiene, y eso crea impotencia en muchas ocasiones.

Hay cierta parte de la población que no es feliz, por lo que el trabajo es la vía de escape para olvidar los problemas que se tienen en casa. Una vez que tengan o dispongan de días libres, todo ese nerviosismo y desesperación se acentúa de forma exacerbada.

El perfil de ese individuo suele ser un círculo vicioso que consiste en madrugar, trabajar doce horas, llegar a casa a última hora para no relacionarse con los demás, sólo para asearse y para dormir. De repente, llegan las vacaciones y esa persona se vuelve irascible, triste y apenado.

Otra forma de pasar las vacaciones

Otra manera de pasar las vacaciones. Fuente: Post de los lunes

El ámbito de trabajo es su prioridad

El trabajo es el pistoletazo de salida, para muchos, de no afrontar las malas rachas con la pareja o la mala convivencia con los padres.

Se suele pensar que es una persona con carácter demasiado idílico, perfeccionista y sobre todo, muy exigente consigo mismo. Son modelos de gente que creen que salir de la rutina va a acarrear discutir y no quiere discutir, solo piensa en trabajar.

Destacar, por último, que esta patología psíquica la padecen normalmente los hombres, sin dejar de lado a las mujeres, que las ocurre alguna vez. Sin embargo, las mujeres son las personas que más depresiones tienen debido a las responsabilidades que tiene llevar una casa o cuidar de los hijos, dos responsabilidades que tendrían que ser comunes pero que, desgraciadamente, seguimos en un gran atraso.

En definitiva, son personas con una profunda preocupación de que siempre va a ocurrir algo si sale de casa a hacer algo que no sea referente a la vida laboral. Son personas muy aprensivas.

4 planes ecoturísticos

Hasta ahora todo el mundo ha viajado tanto a lugares de su territorio nacional, como a lugares del extranjero de forma que el objetivo era descansar y satisfacerse de las ventajas que ese destino elegido les iba a proponer.

Pero muchos viajeros han decidido en los últimos tiempos ir más allá, es decir, cambiar ese turismo tradicional, rutinario y monótono. Ahora el turista tiene otras prioridades, otros quehaceres y sobre todo, otras preferencias, que a fin de cuentas vienen a decir que es esencial e imprescindible mantener la esencia de la naturaleza, además de luchar contra la pobreza y proteger el medio ambiente, en todos los sentidos.

Fotografía de wikipedia.org

Isla del Coco Chatham (Costa Rica)

Este tipo de turismo, se hace llamar ecoturismo, y consiste en concienciarse en no derrochar dinero, ni tiempo. En realidad, es una forma de cuidar el entorno mientras estás de vacaciones.

Los primeros destinos elegidos por los turistas para practicar este tipo de turismo, fueron Costa Rica y Nueva Zelanda debido a que no hay dos lugares en el mundo tan afectados por el descuido de la utilización de los recursos naturales, así como luchar por erradicar la explotación laboral de algunos sectores de la población.

Actualmente, se han barajado otros destinos internacionales para disfrutar de un tipo de vacaciones completamente opuestas a las que hasta ahora cualquier persona había planificado. Destacamos, pues:

1-Nicaragua. Lugar influido por su vecina comarca costariqueña. Región que cuenta con volcanes, playas paradisíacas, zonas de ocio regentadas por personas concienciadas en cuidar la ecosfera… País de naturaleza y aventura única e irrepetible.

2-Uruguay. Aquellos que desean encontrar parajes naturales y de desarrollo sostenible, no tienen que pensarse dos veces la elección de visitar las zonas más inhóspitas que atravesó Robinson Crusoe, entre otras el cabo Polonio o sus suculentas playas desérticas.

Fotografía de Daniel Vega

Turista realizando ecoturismo. Fotografía de Daniel Vega. www.flickr.es

3-Groenlandia. A pesar de su abrupto y prominente clima, ha sido en los últimos tiempo uno de los destinos más visitados por aquellas personas que optan por nutrirse de parajes completamente naturales. Cuenta con un Parque Nacional y se considera Reserva Internacional de la Biosfera. Es tan dispar su naturaleza que presume de poseer rutas entre icebergs, ballenas y ruinas vikingas.

4-Panamá. Esta comarca latinoamericana descarta enormemente los tópicos de encontrar hoteles inmediatos a la playa. Uno de los sitios más maravillosos panameños es Kuna Yala, un archipiélago dividido en municipios que solo tienen por objetivo cuidar del medio ambiente.

Entonces, llegados a este punto, ¿aún no sabes donde pasar las vacaciones? Si eres de l@s que querías hacer algo completamente opuesto al consumo, el derroche y las tradiciones, aquí tienes cuatro propuestas que no te dejarán indiferente.